Paramhansa Yogananda a veces miraba amorosamente a sus discípulos y decía, “Si solo supiesen lo hermosos que son. Los veo a todos como seres de luz.”

A veces es desafiante ver lo mejor en el mundo alrededor nuestro, al enfrentarnos con los muchos contrastes de la vida: belleza y fealdad, sabiduría y estupidez, integridad y deshonestidad, bondad y crueldad, para nombrar algunos.

Sin embrago, esforzarse para ver a los demás en su luz más elevada los ayuda tanto a ellos como a nosotros. He leído muchas historias acerca de jóvenes pandilleros o criminales insensibles que pudieron hacer un giro en sus vidas porque una persona vio el bien en ellos. Ellos cambiaron porque alguien los vio como los ve Dios.

Cuando veo algo o alguien que evoca en mí una reacción negativa como juicio o disgusto, he adoptado la práctica de preguntar interiormente, “Maestro, ¿cómo ves esto?” Cuando imagino a mi Gurú mirando al mundo a través de mis ojos, es sorprendente como mi percepción de todo comienza a cambiar.

Las cosas hermosas y positivas se vuelven más brillantes, más claras, más llenas de luz. Los colores en la naturaleza se vuelven más intensos; los nuevos brotes en la rama de un árbol parecen estallar con vida; la naturaleza radiante del alma brilla a través de los ojos de la gente.

Por otro lado, en este mundo también hay una gran cantidad de mal que nos enfrenta. Si tratamos de verlo a través de los ojos de Dios, incluso la oscuridad cobra un propósito y un sentido en el esquema general de las cosas. La ansiedad acerca del futuro es reemplazada por un calmo entendimiento de que este es el mundo de Dios, y que Él está a cargo.

Hay un historia hermosa de la vida del amado santo cristiano San Francisco de Asís. Él nació en 1182, hijo de un comerciante rico en Asís, Italia. En su juventud tuvo una conversión espiritual, que finalmente lo llevó a una visión de Cristo, quien le pidió que reconstruya su iglesia. Francisco paso el resto de su vida como un mendigo humilde y errante, pero su santidad era tan grande que miles se convirtieron a una vida en Dios. Su impacto espiritual continúa hasta hoy.

Un día mientras San Francisco viajaba por el campo, vio a un leproso acercándose a él por el camino. La lepra era algo que todavía le provocaba repulsión a Francisco, y este leproso tenía la mayor parte de su cara carcomida por la terrible enfermedad.

Cada instinto le dijo a Francisco que se dé vuelta y hulla, si no se infectaría él mismo, pero controló este impulso y trató de ver al leproso como Dios lo veía. Con esta percepción cambiada, Francisco corrió hacia él, y lo abrazó y lo besó en su cara desfigurada por la enfermedad. Inmediatamente el leproso que él sostenía en sus brazos fue transformado: ¡ante Francisco estaba la forma viviente de Jesucristo!

Cuando tratamos de ver al mundo a través de los ojos de Dios, podemos trascender nuestra perspectiva limitada, y nuestra consciencia se eleva hacia un plano superior. La visión en Dios se vuelve la visión de Dios—de Su amor y Su luz en todos lados.

Como escribió Yoganandaji: “Cuando mis dos ojos que contemplan tanto al bien como al mal se conviertan en uno único, y contemple en todo sólo la bondad divina de Dios, veré que mi cuerpo, mente y alma se han llenado con Su luz omnipresente.”

Que la visión de Dios se vuelva la tuya propia.

Nayaswami Devi

21 Comments

Post Comment
  1. Thank you dear Devi ji for this blog. It has so beautifully conveyed that we must only see the Truth: that God is in all. St. Francis’ story of loving a leper with God’s love, was so touching. That is what we should strive to do…
    Thank you!

  2. Devi- Thank you for this inspiring and profound message. These are the gems that help me in my work!

    In HIs Divine Love,

    Jennifer Sale

    1. Many thanks Devji for the blog above. Part of it sets me thinking yet. I am sure liquefaction and evaporation rate in my ego content is very low, may be so also my conviction and shraddha at soul level needs rising much higher. I, too, am grateful to you. I have to work hard with myself. Love; God Bless you.

  3. Beautiful insights that are most helpful in navigating
    this world and these times in our history. God Bless!

  4. Beloved Devi, thank you so much for your share it’s very much grabbed my attention and I am certain will significantly improve my Consciousness today

  5. Thank you for this Divine reminder! We recently lost a long time friend to unexpected suicide. He left a loving wife and two children. I have struggled to come to peace with this tragedy. Getting there step by step in God Christ Gurus…
    Omshanti

  6. Its Amazing , i zm exactly seeing this comment as i am doing it thru my deepest instict, I am a healer as well as a physiotherapist.I read a line from a Ramana Maharishi text,»There are no others» this made me interospect,.If there are no others than the pain i see in my patients is pain within me somewhere, and i wonf like to have pain in me.So i started seeing my chronically ill patiemt completely well and healthy as they would be as sparks of Divine and i have some astounding results.

  7. This is sooo beautiful. I was on a sort of negative mood or had irritated feeling inside before I started to read this. After reading this, I feel uplifted and all these negative feelings vanished from me. Thank you !

  8. Deeply spiritual article, Devi! Great wisdom. Thanks for sharing this great reminder that all is God. Many blessings, great soul!

  9. Dear Nayaswami Devi ji,
    Wow!!! Such a beautiful blog. Thank you for sharing this with us.
    Very much required and to be practiced.

    Jai Guru

    Prem

  10. Simply loved the piece. Very well stated…»Vision in God becomes vision of God—of His love and light everywhere.» Thanks

Comments are closed.